Juan Guillermo: “Siempre anhelé ser pregonero de la Semana Santa”

Juan Guillermo Bonilla.

Semana de pregón. El próximo domingo Juan Guillermo Bonilla anunciará con su palabra la llegada de la Semana Santa. A continuación reproducimos parte de la entrevista que ha concedido a este medio y que pueden leer al completo en la versión impresa de La Voz de El Viso. 

¿Qué significa para Juan Guillermo ser pregonero de la Semana Santa?
Sin querer renegar del tópico de afirmar que es un honor, que lo es, quisiera subrayar que ante todo es para mí un motivo de enorme felicidad. Siempre anhelé ser pregonero de la Semana Santa, y además siempre quise que la ocasión llegara con más o menos la edad que tengo ahora. He disfrutado muchísimo escribiendo sus distintas partes, aunque también he de decir que hubo momentos de angustia cuando una determinada idea no terminaba de redondearse, pero fueron los menos.

¿Cómo definiría su pregón?
Mi pregón será un canto a nuestras imágenes, a nuestra tierra, al ambiente que rodea la Semana Santa… Esta Fiesta se compone de muchos elementos, de entre los cuales los más visibles son, lógicamente, las cofradías, pero ya digo que sin otros aditamentos conocidos por todos, la Semana Santa no sería ese pellizco tan profundo que solo deja indiferente a muy pocos. Por otra parte, quisiera destacar que será el pregón de un creyente, y por lo tanto he tratado de dotarle de una profundidad mística importante.

¿Con qué se queda de todo lo que rodea a un pregón de Semana Santa?
Te puedo decir que, habiendo dado ya otros pregones de importancia, como el de Glorias, o el de las Fiestas Patronales, ahora estoy comprobando que el de Semana Santa es punto y aparte. Y, claro está, me gustaría quedarme con lo que ocurra el Domingo de Pasión, en el sentido de que la recitación de mi texto salga como yo quiero y que no ocurra ningún incidente.

¿Su presentador y su marcha elegida y por qué?
Me presentará mi amigo Federico Jaime López. Tuve muy claro que quería que fuese alguien como él, porque aúna dos cosas importantes: me conoce perfectamente, y no me refiero ya a mi biografía sino a mi persona, lo cual me parece más importante; y porque posee una exquisita sensibilidad, que demuestra constantemente en sus magníficas pinturas. En cuanto a la marcha, he escogido Pobre Carmen, una marcha histórica en mi Hermandad, pues si bien no está expresamente dedicada a la Virgen de los Dolores, toda la gente, incluso de fuera de El Viso, la identifica con Ella. Además es una marcha bastante antigua, de notable calidad, y creo que nunca se ha interpretado en el Pregón de la Semana Santa.

 

Compartir