La otra película de José Burgos

Escena de la película Madre Amadísima con José Burgos, en el centro, en escena.

Tras ocupar un papel protagonista en Madre Amadísima, inició camino por el mundo de la moda y se movió entre Madrid y Chile hasta que regresó a Sevilla hace año y medio. 

Lo que desde pequeño fue para él un simple sueño, de repente, sin que lo esperara de esta menera, pasó a ser una realidad “por la puerta grande”, ejerciendo un papel de protagonista en la película Madre Amadísima (2009) de Pilar Távora, una adaptación de la obra teatral de Santiago Escalante y en la que el visueño José Burgos interpretó a ‘Alfredito’.

“Me llegó de golpe algo que siempre había soñado”, recuerda. Como era de esperar se le abrieron otras puertas y su camino profesional, vinculado a la interpretación, le llevó a trasladarse de El Viso a Madrid. “Allí seguí trabajando y formándome en la interpretación y durante los primeros años trabajé bastante”, explica.

Todo cambió, relata, con el cambio de gobierno y “la subida desproporcionada del IVA cultural, que hizo que empezaran a caer muchas compañías de teatro y a su vez muchas salas”. Y como la cosa comenzó a ponerse difícil, decidió abrirse camino en otra de sus pasiones, la moda. “Comencé a formarme a la vez que trabajaba en una tienda. Después de estar en tres empresas, llegué en 2011 a la que trabajo actualmente y en la que he podido desarrollarse en muchos ámbitos, me han dado la oportunidad de crecer bastante y he cogido todos los trenes que he podido”, subraya.

Uno de ellos le llevó hasta Chile, “donde inauguramos y desarrollamos un plan de negocios” y donde ha estado viviendo durante tres años. Ahora, tras un tiempo lejos de su localidad natal, se queda “con la experiencia vital incalculable y una formación tan intensa y rápida que ni el mejor máster me lo hubiera dado”, pero vuelve a casa para estar con su verdadera ‘madre amadísima’.

Compartir