El Cristo del Amor preside su Vía Crucis por el entorno de la parroquia

Como novedad se ha celebrado por vez primera al día siguiente de la Función. 

Un Vía Crucis diferente al celebrarse en la jornada del domingo en vez del sábado tras la Función como venía haciéndose en las últimas décadas. Así lo aprobaron los hermanos en Cabildo y el cambio ha resultado todo un acierto.

Tras el besapié del Santísimo Cristo del Amor, que estuvo desde las cinco a las ocho de la tarde, daba comienzo el ejercicio del Vía Crucis. El propio cortejo estuvo compuesto por hermanos que acompañaron al Señor con hachetas. También, como es tradicional, hubo acompañamiento musical compuesto por un grupo de hermanos. Durante el recorrido se repartieron la lectura de las catorce estaciones, que fueron rezadas por todos los presentes que acompañaron las andas del Señor.

Recogimiento y oración en una jornada donde se dieron cita muchos hermanos y devotos de la imagen del Cristo del Amor que ha finalizado sus cultos con un piadoso triduo predicado por Miguel Vázquez Lombo. Y donde se han registrado la asistencia de muchos fieles.

Compartir