La verdadera novia de ‘Bodas de sangre’ de Lorca llega a El Viso

La delegación de la Mujer junto a la delegación de Cultura del ayuntamiento organizan la representación teatral “Paca ‘La Coja’. La verdadera novia de Bodas de sangre”, a cargo de la compañía “¡Ojo!, teatro”. El evento tendrá lugar el sábado 14 a las 21.00 horas en la Casa de la Cultura y contará con entrada libre y gratuita hasta completar aforo.

La representación se enmarca dentro de las actividades programadas por el ayuntamiento para conmemorar el 2018 como año de la mujer visible. La delegada Pilar Praena, ha recordado que “desde la delegación de Mujer se colabora durante todo el año con el resto de delegaciones para hacer un trabajo transversal en cuanto a la visibilización de la mujer en todas las esferas de la vida”.

La obra, que está interpretada y escrita por Efrosina Tricio y cuenta con la dirección de Antonia Gómez, tendrá un primer pase el viernes para los institutos de secundaria junto a un debate posterior. El delegado de Cultura, Juan Jiménez, ha extendido la invitación al pase del sábado a todos los visueños “para que disfruten de otra visión de la conocida Bodas de Sangre”.

Al escribir ‘Bodas de sangre’, Lorca se inspiró en el crimen de Níjar, inventándose la muerte del raptor y el novio burlado. Lorca no pretendía dar noticia del crimen, sino crear su propia historia basándose en él. Pero la fama que adquirió mitificó a sus protagonistas, personas de carne y hueso que tuvieron que vivir con esa losa hasta el día de su muerte, especialmente Paca, la anónima novia de la trágica boda.

Efrosina Tricio escribe e interpreta este monólogo en el que se le da a Paca la libertad de expresar lo que piensa, lo que siente tras tantos años del suceso. Y es que la novia de ‘Bodas de sangre’ nunca quiso ser protagonista más que de su vida. En esta representación se desvela la verdadera historia de una mujer que representa a tantas otras que aún hoy día no pueden elegir libremente y no pueden ser dueñas de las riendas de su vida. En su caso, Paca creyó que era mejor intentarlo, enfrentarse a la sociedad entera, a su propia familia, antes que aceptar las condiciones impuestas por otros.

Compartir