El festival Circada vuelve a hacer escala en El Viso

Presentación del festival en Sevilla. Imagen: EP

Se celebrará del 1 al 17 de junio con más de 70 funciones en la capital y su provincia.

Circada, el festival de circo contemporáneo de Sevilla, celebrará su undécima edición del 1 al 17 de junio con más de 70 funciones en la capital y su provincia y estará presente en siete distritos de la ciudad hispalense. Y es que el Ayuntamiento de Sevilla apoya esta iniciativa por dos vías: a través del ICAS con 60.000 euros y a través de la Delegación de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitarias, con 20.000 euros, para llevar programación a los barrios.

El festival, más allá de la exhibición, quiere poner de relieve en este 2018 la transversalidad de su trabajo, que lo ha colocado como referente en el panorama circense estatal. En palabras de Gonzalo Andino, director del festival, “Circada es mucho más que un conjunto de buenos espectáculos. Desde el festival se trabaja intensamente en el impulso y el crecimiento del circo contemporáneo en España y, muy especialmente, en Andalucía, y estamos atentos para dar cobertura a todas sus realidades y problemáticas”.

Así, el festival arrancará entre los días 31 de mayo y 3 de junio con PreCircada, bloque de programación en complicidad con los espacios de circo de Sevilla, a través del cual se pretende dar visibilidad al trabajo constante de formación e impulso al circo local que realizan a lo largo de todo el año. Entre los días 5 y 10 de junio tendrá lugar la programación oficial, que, reflejo del esfuerzo descentralizador de Circada y en colaboración con del Área de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria del Ayuntamiento de Sevilla, estará presente en 7 distritos de la ciudad: Casco Antiguo, Macarena, Este-Alcosa-Torreblanca, Distrito Sur, Distrito Norte, Cerro-Amate y Bellavista-La Palmera.

Como complemento a la programación en la capital, desde 2009, Circada realiza un circuito de programación en la provincia de Sevilla que supone una de las mayores singularidades del festival, en tanto que le aporta un marcado carácter descentralizador, desarrollando el circo más allá de la ciudad de Sevilla. Las extensiones, si bien desde este 2018 dejan de contar con el apoyo de Diputación de Sevilla, siguen siendo posibles gracias a la implicación de los Ayuntamientos de los municipios que participan, y que este año son: Mairena del Alcor, El Viso del Alcor, La Rinconada y Tomares.

Uno de los proyectos más destacados de Circada en este 2018, al margen de su programación, es Circápolis. El festival colabora con el ICAS-Ayuntamiento en esta iniciativa de circo social que pretende acercar el tejido del circo a colectivos en situación de exclusión o vulnerabilidad social, especialmente a aquellos instaurados en redes asociativas de la ciudad de Sevilla. El proyecto está coordinado por Germán López y en esta primera edición se ha trabajado, a través de las asociaciones Down Sevilla, CEAR, Solidarios y Entreamigos, con personas con síndrome down, refugiados, personas sin hogar y jóvenes del Polígono Sur. Todo este trabajo cristalizará en un documental que se presentará en una charla-coloquio el 4 de junio a las 20,00 horas en el Hogar Virgen de los Reyes.

Otro de los bloques principales de esta edición es su plan de formación, desarrollado en colaboración con Fundación SGAE. El festival aborda la creación circense desde cuatro perspectivas diferentes. Cuatro intensivos, impartidos por Pepa Gil (La Güasa Circo), Lolo Fernández, Rubén Río (El Cruce) y Miguel Ángel Moreno ‘Bolo’ (Vaivén Circo), en los que se trabajará la construcción del espectáculo y su dramaturgia desde las técnicas circenses.