Por vez primera, la piscina municipal no cerrará durante el mes de junio

Los concejales Enrique Silva y Fernando Rueda junto a una de las monitoras de la piscina.

De esta forma, seguirá con sus puertas abiertas mientras se enlaza la temporada de invierno con la de verano, que empezará a funcionar el 1 de julio. 

Cada vez que ha estado operativa, junio ha sido un mes de transición en la piscina municipal entre la temporada de invierno, que llegaba a su fin, y la de verano, que se preparaba con la apertura de inscripciones. Un periodo que el Ayuntamiento aprovechaba para la adecuación de las instalaciones, si bien esta vez no habrá paréntesis en la prestación de servicios.

“Este año no vamos a cerrar durante el mes de junio. Los usuarios nos han forzado a que sigamos con la piscina abierta y así va a ser”, anunciaba Fernando Rueda, teniente de Alcalde, después de que cientos de usuarios, de manera espontánea, recogiesen firmas y solicitaran al Consistorio que se siguiera prestando el servicio en junio. Rueda aclara que, a diferencia de otros años, “donde nos encontramos muchas carencias”, este vez sí va a ser posible “ofrecer el servicio a la par que preparamos y adecuamos la piscina de verano”, apunta.

Hasta la inauguración de la temporada de verano, que será el 1 de julio, el horario en junio será de 10 de la mañana a 1 de la tarde y de 5 a 9 de la noche. En ese mismo horario se podrán hacer las inscripciones para la temporada estival. Del 1 al 15 de junio para las personas que han sido usuarias durante la temporada de invierno y del 18 al 21 de junio para nuevos usuarios.