El PSOE pide “sensibilidad” y “soluciones” al gobierno con los vecinos de la calle Horno

Situación en la que se encuentra la calle Horno.

Manuel Domínguez exige que “se arregle el problema creado” y espera “no se haga una chapuza”. 


El PSOE ha querido escuchar de primera mano las quejas de los vecinos de la calle Horno, que siguen, con toda la razón, molestos por el mal que ha causado la intervención municipal en la vía. Resulta que con el nuevo diseño “cada vez que llueve”, el agua entra en las casas porque no se ha tenido en cuenta “la diferencia de altura” en el acerado.

Por ello, el socialista Manuel Domínguez pide “sensibilidad” y “soluciones” al gobierno. “Esta calle se podía quedar en las mismas condiciones que estaban y no lo que se ha hecho. Se ha originado un problema donde no lo había” y añade que “los vecinos deben sentirse complacidos por el gobierno”, por lo que exige “se arregle” el problema creado “y no se haga una chapuza”. También espera que se “pida perdón”.

En un principio, según detallaba Urbanismo en noviembre de 2017, la obra consistiría en el arreglo de la calzada y acerados, la mejora de las instalaciones, en cuanto a abastecimiento y saneamiento del agua, y la implantación de luces LED en la iluminación, con un plazo de ejecución de cuatro meses.

Compartir