Esperanza Jiménez: “No podemos olvidarnos del pueblo pero tampoco dejar de lado al personal del Ayuntamiento”

Esperanza Jiménez, delegada de Hacienda.

La demora en la aprobación de los presupuestos municipales de 2018 está siendo objeto de crítica por parte de la oposición. También, en este proceso previo a su presentación en Pleno, los sindicatos con representación en el Ayuntamiento se han movilizado contra la nueva relación de puestos de trabajo (RPT) que contempla el gobierno local. Por todo ello, La Voz de El Viso se sienta a hablar con Esperanza Jiménez, delegada de Hacienda en el Ayuntamiento de El Viso del Alcor, y quien prevé poder aprobar los documentos “para julio como muy tarde”.

¿A qué se debe el retraso en la aprobación de los presupuestos de 2018?
Bueno, nos ha pasado como el año pasado. Lo teníamos bien perfilado pero cuando pasaron a intervención, nos dimos cuenta que había unas sentencias del año anterior que teníamos que ejecutar. Y esas sentencias necesitan de un proceso y de un reflejo en lo administrativo más lento y complejo. Entonces, a la hora de ejecución de ese nuevo estatus o rol, como queramos llamarlo, en los presupuestos, se necesita de una serie de pasos y ahí está el meollo del retraso.

¿Para cuándo se prevé entonces su presentación en Pleno?
Estamos afinando lo máximo posible. Es cierto que si no lo aprobamos en la primera quincena de julio, nos iríamos a septiembre, pero estamos intentando que sea en julio como muy tarde.

¿Cómo valora la movilización de los sindicatos contra la nueva relación de puestos de trabajo? Aseguran que el Ayuntamiento no ha recogido ninguna de sus propuestas durante el mes y medio de negociación.
Ellos tienen una versión y nosotros tenemos otra. Nos hemos sentado a negociar, hemos recogido algunas propuestas y otras no nos han llegado ni los informes necesarios para su respaldo. Pero hay cosas que se han recogido y otras que no. Pero nuestra intención es que esas plazas reconocidas en fraude de ley que salieran por oposición libre. Quitando las que son obligatorias, en otras sí tenemos margen de actuación y nos hemos quedado con la opción que consideramos más justa.

Pero vaticinan una situación complicada si no se le pone remedio, hasta el punto, apuntan, que el Ayuntamiento podría no hacer frente a las nóminas.
Es una previsión apocalíptica. Es cierto que el problema es complicado. Tenemos que echar números con personal y dar cobertura a esas sentencias. Nosotros no queremos dejar de hacer las cosas pero también tenemos unas obligaciones. Hay que ir jugando. No podemos olvidarnos del pueblo, estamos para gobernar, pero tampoco dejar de lado al personal del Ayuntamiento, son nuestros pies y nuestras manos.

El PSOE acentúa su crítica en el retraso continuo desde 2016 para la aprobación de los presupuestos
Es verdad que cuando llegamos al gobierno, en junio, el presupuesto de 2015 estaba aprobado desde marzo y que en 2016 nos fuimos a último de año. Pero el año pasado el retraso se debió a motivos técnicos, a una coyuntura en la que nada pudimos hacer por trámites burocráticos.

¿Cómo definiría los presupuestos de 2018?
Unos presupuestos que miran más al pueblo, aumentando las inversiones y recogiendo algunas de las propuestas que han planteado los vecinos. Pero sobre todo, unos presupuestos más participativos y abiertos al pueblo.

¿Los de 2019 estarán antes de las elecciones municipales?
Nuestro compromiso, nuestra idea y nuestra intención es esa.

Compartir