El broche que no queríamos a una Semana Santa para olvidar

Pues el Viernes Santo, como el resto de días de esta Semana Santa en la localidad, se consume sin cofradías en nuestras calles, a excepción de La Esperanza el Martes Santo. Y todo a causa de la borrasca Nelson, que ha vuelto a dejar lluvia a primera hora del día asó como por la tarde noche. Y por ello, tanto la Hermandad de Jesús Nazareno como la Sacramental de Los Dolores tomaban la sabia decisión de suspender la estación de penitencia por las calles de El Viso.

La corporación nazarena lo hacía oficial pasada las siete de la mañana, coincidiendo con un episodio muy pronunciado de truenos y lluvia. Ello hizo precipitar la toma de una decisión que en un principio se iba a hacer oficial poco antes de las 08:30, hora prevista de salida en la mañana del Viernes Santo. Se procedía en su lugar al rezo del Vía Crucis para que a su finalización las puertas del Convento permanecieran abiertas hasta las dos de la tarde. Cientos y cientos de visueños se acercaron para acompañar a los hermanos de la Hermandad y contemplar al Señor de El Viso y a la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso acompañada de San Juan.

Y por la tarde, poco antes de las siete, la estampa se repetía pero en la Iglesia Parroquial. La Junta de Gobierno que preside Juan Guillermo Bonilla tomaba la decisión de suspender la estación de penitencia ante la lluvia que se preveía pasada las nueve de la noche y que finalmente apareció antes de lo previsto. Así pues, se cierra una Semana Santa en El Viso para olvidar: sólo una de las siete cofradías ha podido hacer su estación de penitencia por las calles de El Viso.