Los premios a la subida al Boyar divide al club ciclista El Viso

Cruce de declaraciones por redes sociales tras la entrega de premios por el final de temporada

Recientemente el club ciclista El Viso ha celebrado su cena de final de temporada y en la que se ha procedido a la entrega de los distintos premios, entre ellos el de la tradicional subida al Boyar, que es la que ha originado el lío que se ha montado en forma de declaraciones por redes sociales.

A una parte del club no le ha gustado que a la prueba se acudiera sin saber qué premios habría, a lo que respondió el vicepresidente Francisco Javier Montesinos mediante una carta personal en la que asegura “que nunca se ha predeterminado por parte del club qué tipo de premios se iban a dar”, aludiendo a que “la ilusión que debe impulsar al deportista local es mejorar su tiempo de subida”, aludiendo a un espíritu “competitivo” que ha sido cuestionado por algunos socios pero que Montesinos defiende así. “La mentalidad de este club y sus socios ciclistas debe ser la de mejorar día a día y en particular, sacrificarse en la alimentación, lo cual le beneficia en su forma física, en su calidad de vida, en ver las cosas con optimismo, en tener ilusiones deportivas, en definitiva, tener motivaciones que le lleven a mejorar como ciclista”, añade.

MONTESINOS: “LA MENTALIDAD DE ESTE CLUB DEBE SER LA DE MEJORAR Y SACRIFICARSE EN LA ALIMENTACIÓN”

Para Montesinos, “no por el simple hecho de pertenecer al club y montarse en una bici puede exigirle de esa forma a su club” pero reconoce “el fallo lamentable de no predeterminar el premio que se otorgaría a todos los participantes” en la subida al Boyar.

JAVIER BONILLA: “YA SOY BASTANTE MAYOR PARA QUE NADIE ME TENGA QUE REÑIR SOBRE SI ESTOY GORDO”

Uno de los socios como Javier Bonilla ha respondido diciendo que “ya soy bastante mayor para que nadie me tenga que reñir sobre si estoy gordo, si como lo que me da la gana o salgo en bici mucho o poco, porque esto no deja de ser una afición y lo hago, primero, cuando puedo, y, luego, cuando quiero”, indica. Para Bonilla, “no sé si continuaré en este gran club, que ahora se ha convertido en pequeño y elitista, donde lo que se fomenta es que la gente se federe para competir fuera, se juega al ‘maricón el último’ y el que no entrene que no salga”, finaliza.