Juan Holgado, Hijo Adoptivo de El Viso, agradecido por “un hecho histórico y único en la vida”

Después del carrusel de emociones y de sentimientos que experimentó el pasado 26 de mayo, Juan Holgado ha querido, ya desde la serenidad y la templanza que marca el tiempo, compartir en sus redes sociales su agradecimiento tras aprobar el Plenario, y por unanimidad, su nombramiento como Hijo Adoptivo de El Viso.

A sus 72 años reconoce que “he tenido muchas vivencias”, pero este reconocimiento es “una de las más importante de mi vida”. Nacido en Olvera (Cádiz), Juan Holgado llegó a El Viso del Alcor con 14 años y desde entonces, confiesa, “siempre me he enorgullecido de pertenecer”. Sus padres eran trabajadores agrícolas y de su infancia recuerda cómo iba “de cortijo en cortijo” junto a otras familias con las que “compartíamos espacio sin ningún tipo de separación”.

Su llegada a El Viso “supuso un cambio radical en mi vida en todos los sentidos” y sus inquietudes políticas, “fruto de las enseñanzas de mi padre”, se intensificaron, reconoce en su reflexión. Así, con 18 años comenzó su andadura en el PCE en El Viso y su primera tarea, recuerda, fue organizar las juventudes comunistas. En junio de 1970 abrió sus puertas el Club La Amistad, con una actividad lúdica cultural pero que, explica Holgado, “fue cerrado por la Guardia Civil, tras mi detención el 15 de diciembre de 1971 acusado de asociación ilícita y propaganda ilegal.

Por los cuarteles de Alcalá y El Viso “fui interrogado y torturado”, describe, pero salió “con la satisfacción y el orgullo de no delatar a ninguno de mis compañeros”. Eso le evitó, explica, una condena de seis años y el Tribunal de Orden Público decretó una condena de trece meses por indicios de propaganda ilegal.

Tras año y medio de servicio militar y trece meses de cárcel, Juan Holgado regresó a El Viso en junio de 1974 para poner rumbo a Rumanía, “utilizando un pasaporte falso” para participar en un curso de formación política de seis meses en la escuela que tenía el PCE en el país rumano. A su regreso se hizo cargo de la Secretaría de Organización de las Juventudes Comunistas de Andalucía y así hasta que llegó 1979, cuando el PCE fue el partido más votado y Juan Holgado se convirtió en el primer alcalde democrático de El Viso.

“Para mí constituyó una de las mayores satisfacciones de mi vida”, expresa. “Ser el primer alcalde democrático de un pueblo solo es posible una vez en la vida”. Y fueron doce años como alcalde y concejal en la oposición durante 16 años, “desempeñando mi labor lo mejor que he podido”.

Por último, se muestra agradecido “al alcalde Gabriel Santos y a los Grupos Municipales del PSOE, PP, Cs y en especial a mis compañeros de Izquierda Unida, del PCE y a los Zagales por haber sido los promotores de dicha iniciativa” y ha querido recordar a cuatro compañeros muy queridos, “a Sebastián Orellana (Chico Betún), Javi Santos, Joaquín Bonilla y Manuel Jiménez (Lili)”.