100 días de Gabriel Santos como alcalde de El Viso

Gabriel Santos, alcalde de El Viso. Imagen: Carlos Carrión.

Después de aquella toma de posesión en el Pleno de Investidura celebrado el pasado 15 de junio, este lunes 23 de septiembre se cumplían los primeros cien días de Gabriel Santos como alcalde de El Viso del Alcor. Es por ello que La Voz de El Viso se ha querido sentar a conversar con el regidor visueño, quien amablemente ha abierto las puertas de su despacho presidencial al periódico de El Viso del Alcor.

Se puede consultar su agenda en la página web del Ayuntamiento. Cualquier visueño y visueña ya ha podido saber de antemano que La Voz de El Viso le iba a hacer esta entrevista en la mañana del viernes 27 de septiembre. ¿Qué se busca con ello?
Cercanía y transparencia. Que la gente sepa qué se está haciendo, cuál es el tiempo destinado a la atención ciudadana y qué reuniones tenemos durante un día. Al final es que la gente sepa lo que vamos haciendo en el día a día.

¿Alguna medida más en este sentido?
Queremos abrir algún método de consulta al pueblo. Por ejemplo, que cuando haya que elegir los días festivos del próximo año, se le haga una consulta al pueblo entre varias alternativas. Y en cuanto a transparencia, por primera vez los números corporativos de los concejales están también publicados en la web del Ayuntamiento.

¿Cuáles han sido las sensaciones de estos primeros cien días?
Muy buenas. Se ha dado solución a temas importantes. A la gente no se le atendía como esperaban y lo estamos solucionando. La limpieza era un caos y se está corrigiendo y le hemos dado solución a obras que estaban atrancadas.

¿Qué destacaría por encima de todo?
Desatascar obras como la de la Plaza de Abastos. Y darle a la gente solución en cuanto a la limpieza de calles. Ahora se nos da un parte y en un máximo de dos días se le ha dado solución. Es importante también el descontento que había entre los trabajadores del Ayuntamiento. Vuelven a tener ilusión y eso hace que el servicio que se preste sea mejor. Hay también un cambio de organización en el Ayuntamiento pero todo esto no se hace en cien días.

En este tiempo han anunciado una importante inversión propia para, señalaban, trasformar El Viso.
Cuando llegamos teníamos un presupuesto ejecutado al 90 por ciento. Nos quedaban seis meses por delante con un 10 por ciento del presupuesto. Era imposible seguir ese ritmo. Además no se había cumplido con el techo de gasto y había que recortar 280.000 euros más. Así que nos pusimos a trabajar sobre las inversiones financieramente sostenibles y el remanente positivo de la liquidación del año anterior. Y durante este mes de agosto hemos trabajado duro sobre las licitaciones con el compromiso de que las obras que van a transformar El Viso estuvieran adjudicadas. Porque el proyecto de la Casa de la Cultura se vendió que estaba presentado y no era así. Se hará la semana que viene. Estaba encargado pero no presentado. Y vamos a invertir para la gestión de residuos, nuestro caballo de batalla en los cuatro años de oposición. Con ello vamos a conseguir que sea real la limpieza de nuestras calles. Y vamos a dotar de nuevo mobiliario a los centros deportivos y culturales.

¿En qué fase se encuentra el PGOU?
El PGOU estaba abandonado. Nos vino el redactor la semana pasada indignado porque se había encontrado una modificación que había que haberla hecho por Pleno. No se había hecho presión para la declaración mediambiental. Sabemos cómo funcionan las administraciones. Hemos ido y en menos de un mes hemos tenido aprobada esa declaración.

¿Y ahora qué?
En un plazo máximo de cuatro meses tendremos la aprobación definitiva del PGOU, lo que le va a dar solución a urbanizaciones como Los Bancales o El Manantial y también a nuestro polígono.

¿Qué Ayuntamiento se ha encontrado por dentro?
Un Ayuntamiento con trabajadores desmotivados pero con la ilusión que con el cambio todo vuelva a la normalidad. La RPT no era consensuada con los sindicatos.

¿Cómo es la relación con los sindicatos?
Buena. Hemos creado una comisión en la que están partícipes todos los sindicatos y estoy seguro que alcanzaremos entre todos un acuerdo para una nueva RPT. Miraremos por los intereses del Ayuntamiento pero también por nuestros trabajadores.

¿Qué valoración hace de la sentencia que obliga al Ayuntamiento a readmitir a varios trabajadores que fueron despedidos en la legislatura anterior?
Nos alegramos no en sí del resultado pero sí de que se incorporen trabajadores al Ayuntamiento por la necesidad que hay en Urbanismo. Una de las causas por las que el gobierno anterior los echó fue porque se decía que había personal suficiente para hacer ese trabajo. Nos hemos dado cuenta que no. Por ejemplo, cuando hemos llegado al gobierno estamos firmando licencias de vado de 2017. Hay un gran atasco y con ellos el Ayuntamiento se ahorra el tener que externalizar los proyectos. De cara al presupuesto, tenemos que sacar para sueldos de cuatro A1 y un C1, que de aquí a final de año es en torno a 50.000 y 60.000 euros más o menos. Y tenemos que pagar los salarios de tramitación. Es bastante costoso porque han sido casi dos años sin trabajar estos trabajadores y que ahora tenemos que pagas. Habrá que crear una modificación presupuestaria para crear la partida pero este Ayuntamiento puede afrontarlo, está saneado.

¿Se le criticó desde la oposición y también fue comentado en la calle la subida de sueldos de alcalde y concejales?
Cuando se intenta dignificar un sueldo, la oposición intenta sacar tajada. Solo se ha intentado igualar mi sueldo con el de otros Ayuntamientos similares pero te puedo asegurar que la diferencia de mi sueldo neto, comparado con el de Anabel Burgos, es de unos 200 o 300 euros. Ella tenía el salario que todos conocías más una dieta aparte. Yo no tengo dieta ni gastos por desplazamiento. Decimos realmente lo que vamos a cobrar desde el primer día. Y que un concejal, trabajando hasta 12 horas al día, cobre 1400 euros no era digno. Aun así, no es mucho más por ejemplo lo que podría cobrar Bea, que es ingeniera, en una empresa privada que como concejala.

Aunque va a gobernar con mayoría absoluta, ¿qué oposición espera?
Lo primero que quiero decir es que la oposición ha respetado bastante estos cien días salvo en lo de los sueldos. Lo que espero es una actitud colaborativa en PP y Ciudadanos. Por nuestra parte también. Vamos a escuchar a todos. Y de iU, ojalá se sume a esta línea pero sinceramente esperamos que sean los guerrilleros de la oposición por la forma de actuar otros años.

¿Qué le diría a los visueños como alcalde?
Paciencia y que no pierdan la ilusión. Estamos trabajando para cumplir los objetivos pero será importante para ello aprobar pronto el presupuesto de 2020.

¿Para cuándo va a estar?
Tenemos prioridad de sacarlo en enero.

¿Y de aquí a final de año?
Agilizar las obras en marcha para cumplir con los plazos. Seguir con el plan de limpieza y por Navidad como hemos hecho con las Fiestas Patronales, darle un vuelco a las Fiestas.