Cuarto centenario de la primera misa en la iglesia conventual del Corpus Christi

Acercamos a nuestros lectores una efeméride que, entendemos, tiene la suficiente importancia desde el punto de vista histórico para nuestro pueblo. Nos referimos a la primera misa que se ofició en el vetusto convento mercedario de El Viso, que tuvo lugar en junio de 1617.

Hace unos meses se inauguraba la Avenida Fray Pedro de San Cecilio, la también conocida como carretera de El Calvario. Y entre los motivos que adujimos desde Amigos de El Viso para esta rotulación, estaba el de reconocer a Fray Pedro el que fuese el primero en recoger como era nuestro pueblo en el siglo XVII, que nos contase algunas cuestiones relacionadas con éste. Así, y gracias a Fray Pedro de San Cecilio, cronista de la orden de la Merced Descalza, podemos hoy recordar cosas de nuestro pasado y de nuestra Historia, pues dejó constancia escrita en sus Anales del Orden de Descalzos de Nuestra Señora de la Merced.

Fue un 25 de enero de 1604 cuando llegaron a nuestro pueblo los primeros Frailes Mercedarios para dar cumplimiento al acuerdo con Doña Beatriz Ramírez de Mendoza, IV Condesa de Castellar, para fundar en nuestro pueblo el segundo convento de los Mercedarios Descalzos. Pero, dejemos que nuestro ilustre cronista hable en relación a lo que se viene señalando:

“No hay memoria, ni noticia en los vecinos de este lugar de otro día tan célebre y festivo como éste antes, ó después. El concurso de gente de los lugares comarcanos fue increíble, y el gozo de todos tan grande, que se daban parabienes unos a otros, como de una gran felicidad. Dijeron misa todos en la Iglesia Mayor, comenzando, por ser tantos, desde mucho antes de amanecer. Cantó la mayor nuestro Padre fray Luis de Jesús María, a quien el general la encargo, así por ser función del prelado, como por tener excelente voz. De aquí en adelante proseguiremos con su relación, para quitar el fastidio de nuestro estilo. Predico (dice) muy altamente, como siempre, el padre Maestro Fray Hernando de Santiago. Hubo estrenada música, y villancicos admirables en ella. Acabada la Misa, se ordenó procesión por todo el lugar, con los religiosos, y los Clérigos que Había; y en ella llevamos al Santísimo Sacramento de nuestra Iglesia, que entonces era en las casas y palacio del Conde (que fue donde estuvimos hasta edificar convento).”

En un principio, parece que las obras iban a durar unos cuatro años, pero no fue así, pasaron los años y los años; a los frailes cada hora se le hacía un siglo. Entre ello, se produciría la llegada de un nuevo Comendador, fray Marcos de la Santísima Trinidad, siendo entonces cuando:

“Ante todas las cosas (nos dice Fray Pedro de San Cecilio) insistieron en acabar la nueva iglesia, a que se puso la última mano el año de mil seiscientos diez y siete, en tiempo de fray Marcos de la Santísima Trinidad, noveno Comendador, que en poco más de medio año que hasta entonces tenía de oficio, hizo tanto como el que más de sus predecesores, ayudado del buen Conde don Gaspar Juan, y de otros socorros que busco con su industria. Púsose en ella el Santísimo Sacramento por el mes de Junio con solemnísima fiesta de nueve días, costeada por el mismo Conde con mucha grandeza, y aparato, manifestando en ella su ánimo generoso, y su afecto devoto; cosas ambas en que si no excedió a todos los grandes señores de su tiempo, de ninguno fue excedido, Hubo nueve sermones, predicados los siete de ellos por sujetos de fuera de la Orden, traídos de Sevilla, y Carmona; célebres y afamados en éste Santo ministerio.”.

Como se ha indicado, el edificio se finalizaría en junio de 1617. Así, desde nuestra Asociación hemos querido que no se pasase por alto centenario tan importante, peculiar y significativo para la historia de El Viso.

José María López Moreno
Presidente de Honor de ACAV

Baldomero Alba Lara
Presidente de ACAV

Compartir